Se centra la mira en los impuestos de matriculación: Hacienda endurece la Fiscalidad Verde

Fiscalidad Verde

Imagen de fiscalidad verde

La fiscalidad verde esta formada por todos aquellos impuestos, que intentan gravar actividades potencialmente contaminadoras del medio ambiente. Uno de estos impuestos es el de matriculación.

Este impuesto se paga cuando se adquiere un vehículo, aunque también se aplica a otros medios de transporte, y su valor depende de las emisiones de CO2 declaradas. Hasta ahora los vehículos con menos de 120 gramos de CO2/Km estaban exentos de este impuesto.

Pero la cosa podría cambiar en el futuro, fuentes del Ministerio de Hacienda, informan de que se esta trabajando en una revisión de ese impuesto para incorporar esos vehículos exentos, y que suponen el 77% de las matriculas efectuadas en Galicia en 2016.

De esta forma parece que se esta preparando un nuevo gravamen impositivo que afecte a la mayoría de las transacciones de vehículos. Personalmente creo que los impuestos sobre actividades contaminadoras sobre el medio ambiente, son positivos, pero sobre todo si se aplican con afán de dar un toque de atención sobre determinado problema e intentar que la gente cambie de hábito, aunque sea con “sangre”.

Sin embargo, si este nuevo impuesto hace que la gente se piense dos veces el cambiar de coche, por la subida que conlleve, que será mejor que la gente adquiera cada vez vehículos más eficientes o que continúe con vehículos con unas emisiones mucho más elevadas. Yo lo tengo claro, lo mejor es que la gente no use el coche como medio de transporte principal, de esa forma la reducción de CO2 si que sería significativa. Pero eso no lo van a conseguir una serie de impuestos por muy verdes que sean.

Por otro lado Europa pide a España un mayor esfuerzo en la regulación de los impuestos verdes. Fomentando su aplicación y que se reduzcan las ayudas a actividades que perjudiquen al medio ambiente como el carbón nacional.

Bruselas apunta claramente a sectores como el del transporte y la Energía, no por favor otra vez la luz no…

Desde Europa se informa que el impuesto de circulación, de carácter municipal, no siempre se relaciona con el rendimiento medioambiental del vehículo. Algo sencillo de hacer ya que todos nuestros vehículos pasan una ITV donde se miden sus emisiones, solo habría que cruzar datos para adaptar ese impuesto a la realidad.

El informe emitido desde Europa indica que los impuestos verdes en España son de los más bajos de la UE. Pudiendo tener un papel importante en el desarrollo económico.

Ejemplos de esto último son la falta de fiscalidad verde en productos como el Gasoleo, automóviles de empresa, etc…

 

Fuente: Faro de Vigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *